Tembló BCS al grito de: Justicia para Luna

0
87

El asesinato de Luna bastó para que la indignación explotara en Baja California Sur, en sólo grito se exigió un alto al maltrato animal y justicia por todos aquellos que han muerto en condiciones inhumanas.

Perros con pañuelos, lonas que recuerdan el caso de Rodolfo –asesinado a machetazos en Sinaloa– cartulinas que exigen que el brutal asesinato de Luna no quede impune. Activistas, ciudadanos y hasta caballos se unieron en esta explosión social sin precedentes en pro de los derechos de los animales.

Poco después de las 20:00 horas arrancó la marcha convocada por el influencer apasionado del medio ambiente, Arturo Islas. Más de mil personas respondieron al llamado, todos unidos en un solo grito: Justicia para Luna, quien fue golpeada y enterrada viva por su dueña, Edith “N” en Los Cabos.

Detrás de una ambulancia y una patrulla, con el sol desapareciendo, dio inicio la caminata desde la Abasolo y Colosio hasta el Centro de Justicia Penal.

“Reglamento ya, no más impunidad” gritaban los manifestantes mientras subían sobre la calle con apoyo de automovilistas que no dejaban de pitar a favor del movimiento.

“Los animales no tienen voz, nosotros hablamos por ellos” enfatizaron.

Ante las declaraciones del gobernador del Estado, Carlos Mendoza Davis, donde confirmó que el caso de Luna ya llegó ante un juez, los manifestantes recalcaron que habrá justicia cuando haya una sentencia.

Tras llegar al Centro de Justicia Penal, los protestantes tomaron parte de boulevard Colosio mientras el vendedor del carrito de tostielotes daba el toque de emprendimiento, como muletilla de descanso tras la caminata de casi 10 cuadras.

Entre la marcha se apreciaban los rostros de activistas que han luchado por esta causa y que, con su convicción, nos recuerdan que la búsqueda de la erradicación del maltrato animal no es un tema nuevo.

Arturo Islas lo impulsó con su poder de convocatoria a través del caso de Luna, no obstante, como sociedad no debemos olvidar que son los miembros de nuestra comunidad quienes han ido contra corriente y contra la indiferencia de autoridades municipales y estatales.

“Nuestros funcionarios se han convertido en un claro ejemplo de cómo no atender y aplicar correctamente la prevención y sanción del maltrato animal”, es el sentir general de los especialistas y ciudadanos.

Sin duda un día histórico en la lucha contra el maltrato animal, sin embargo, la organización ciudadana no debe ser pretexto para olvidar que la pandemia continúa y que las medidas sanitarias no pueden olvidarse mientras no se erradique el virus.