PRI, construir para permanecer / Por Jesús Flores

0
355

Empatía, comunicación, respeto a la militancia.
El bien común como aspiración mayor.

“Las fortalezas están en nuestras diferencias, no en nuestras similitudes”Stephen Covey.

Esta semana inicia el proceso local electoral 2021, y con ello, los partidos políticos deben informar al órgano electoral como van a seleccionar y postular a sus candidatas y candidatos, y después del 20 de diciembre inician las precampañas.

Ante este escenario es indispensable que el PRI valore a quienes, como cualquier ciudadano le asiste el derecho de votar y ser votados.
Pero también que todas y todos estén consientes del escenario en el cual lo ubica la realidad política electoral en que hoy vivimos y transitamos.

La dirigencia del partido tiene la responsabilidad de ser empatica, de estar comunicada con su militancia, pero sobre todo tener presente el compromiso y responsabilidad que tiene al representar a los priistas sudcalifornianos.

Deben dirigencia, militancia y simpatizantes entender la oportunidad que tiene el PRI en BCS para resurgir como fuerza política en 2021.

No se vale promover una alianza en lo publico, y en lo privado lastimar a quienes pudieran ser las mejores cartas en los acuerdos de la mesa aliancista.

Y menos de quienes deben de ser los principales responsables de lograr la fortaleza del partido a través de su trayectoria, capacidad y unidad en los espacios de las candidaturas de mayoría relativa o plurinominales.

Se debe entender que la división que se ha generado por las corrientes al interior del PRI afecto a todos, a su militancia, simpatizantes, ciudadania y población, pero sobre todo afectó los resultados en los últimos procesos electorales, para el proceso 2021 solo quien no quiere ver, o no le convenga, no acepta lo que hoy se está construyendo para garantizar permanencia y triunfo para el PRI.

Nadie vale más que todos juntos. Es el mensaje que deben ser capaces de construir, el escenario que convenza y convenga a la población y a la mayoría de la ciudadanía.

En esta construcción de una figura de neutralidad política, que debe ser la candidatura común que junto al PRI, el PAN, PRD, PRS y Partido Humanista están abocados en esa intención.

Los intereses personales y de grupo deben quedar erradicados para siempre, estar conscientes de esta oportunidad única de llevarlo a cabo, hay coincidencias en ello, y hay priistas dispuestos a exhibir y atender esta realidad que se padece por no ser capaces de hacer equipo, de ponerse de acuerdo, de empujar y apoyar a quien esté posicionado, de hacerlo competir y de ayudarlo a ganar.

Hoy la realidad exige de los priistas el mayor esfuerzo para competir como partido dentro de esta figura de neutralidad política, competir con quien mejor los represente, con quien abandere causas, con quien tenga la capacidad y pueda enfrentarse a los adversarios, pero sobre todo que sean capaces de coincidir que sus abanderados y abanderadas son las y los mejores… sin egoísmos, sin rencores, sin envidias, sino con la participación incluyente y válida de que quienes deban de representarlos sean candidatas y candidatos de todos, y donde el bien común sea su mayor aspiración.

Ánimo !!!