Por adeudo a la CFE, suministro de agua potable en Mulegé está totalmente suspendido

0
1010

Las y los habitantes de Mulegé atraviesan por una verdadera crisis hídrica, acusan que la mala administración municipal ha desembocado en una deuda millonaria con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) que hoy los tiene sin agua desde hace más de 10 días.

El Organismo Operador Municipal del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado (OOMSAPA) confirmó que el abasto del vital líquido se encuentra suspendido en su totalidad. Los sistemas de la Heroica Mulegé, Santa Rosalía, Vizcaíno y Guerrero Negro son los más afectados.

El Ayuntamiento de Mulegé responsabiliza a usuarios morosos que no cumplen con el pago del recibo del agua potable. Argumenta el Organismo que, a pesar de haberles suspendido el servicio desde hace dos meses, las y los ciudadanos se mantienen en “su postura de no pagar”.

De acuerdo con OOMSAPA de Mulegé, la deuda con la CFE asciende a los 18 millones 337 mil 714 pesos.

“Debido a lo anterior en los últimos tres meses fue necesario solicitar el apoyo económico al H. Ayuntamiento, de esta manera pudimos cumplir con los acuerdos condicionados por la CFE, de los 2 millones de pesos cada quince días, lo que permitió poder reactivar el servicio en su momento”, explica la dependencia.

A pesar de existir un compromiso para pagar a la paraestatal 2 millones de pesos cada quincena, OOMSAPA incumplió con este acuerdo. La institución expuso que, debido a que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) congeló las cuentas del Ayuntamiento, ya no pudieron seguir pagando.

“No justificamos el hecho de que es nuestra responsabilidad es brindar el servicio, pero lamentablemente necesitamos del recurso económico para poder pagarle a la CFE para que nos reactive el servicio, por lo que una vez más exhortamos a los usuarios con adeudos para se acerque a nuestras oficinas y soliciten la regularización”, respondieron en un boletín de prensa.

Ciudadanos de Mulegé están hartos

La situación ha escalado a niveles preocupantes, dicen los habitantes de las comunidades más afectadas. Recalcan que es imposible sobrevivir a la pandemia sin agua potable en los hogares.

Este fin de semana, la crisis provocó que las y los habitantes de la Heroica Mulegé tomaran medidas extremas al reconectar ellos mismos la energía en los pozos para poder reabastecerse de agua.

En Santa Rosalía se vive una pelea constante por ganar el servicio de los piperos, ya que desde hace más de 10 días no cuentan con el vital líquido en sus hogares.

No obstante, el problema está rebasando la capacidad de la comunidad. Cuentan que debido a que el Ayuntamiento no ha pagado a trabajadores sindicalizados y compensados, no pueden contratar el servicio de una pipa.

Los que tienen para acceder al agua, se ven obligados a pagar 400 pesos por mil litros de agua. Pero eso es si tienen suerte, ya que aunque haya dinero en casa no significa que encuentren una pipa disponible.

“Primero llegan a los hoteles a abastecer y si alcanza, pues llegan a tu casa. La gente está desesperada, ya hay casos donde se han colgado a las pipas para que se detengan en sus casas”, narran.

Los muleginos están pegando gritos de auxilio en redes sociales, puesto que denuncian que ni el gobernador, Carlos Mendoza Davis, ni sus representantes populares, como el diputado, Marcelo Armenta, han intervenido o alzado la voz por ellos.