Órganos electorales; desconfianza y temor ciudadano / Por Jesús Flores

0
184

Ante la pandemia; certeza y máxima publicidad. “En política siempre se elige entre inconvenientes…” Jesús Reyes Heroles.

El proceso electoral 2021 sigue desojando el calendario, donde los partidos políticos traen sus propios escenarios de irregularidades, desencuentros, fugas de personajes, señalamientos, denuncias, renuncias, reacomodos de intereses, reclamos de espacios, pero sobre todo incumplimientos a la ley electoral.

Por otro lado el árbitro electoral en sus propios espacios de responsabilidad como garante de certeza, legalidad, independencia, imparcialidad, máxima publicidad y objetividad, se apresta y ocupa en la preparación, organización y vigilancia del proceso donde habremos renovar a los integrantes y titulares de los poderes Legislativo y Ejecutivo, así como los Ayuntamientos de Baja California Sur.

Y en la atención que como ciudadano todos deberíamos de tener, me entero de una “quinta” convocatoria para el proceso de selección y designación a los cargos de consejera o consejero electoral de los consejos municipales de Los Cabos, ubicados en San José del Cabo y Loreto, así como los consejos distritales 1, 6, 7, 8, 9, 12, 13, 14 y 16. No es la primera, ni la segunda convocatoria como en procesos pasados donde en ellas se lograba complementar estos espacios de responsabilidad, es la “quinta” convocatoria, que sin duda debe valorarse, atender y prever, sin descartar que pudieran ser más llamadas o convocatorias, hasta tener todo conformado con sus respectivos suplentes.

Aunado a esto para estas elecciones del próximo 6 de junio, se instalaran 1036 casillas en lo largo y ancho del estado de Baja California Sur, las cuales cada una de estas casillas debe de estar integrada por 1 presidente, 2 secretarios y 3 escrutadores sumando 6 funcionarios de casilla, así como 1 representante de cada partido político, contabilizando 10 nacionales y 4 locales, es decir, 14, lo que suma una cantidad de 20 personas que estarán en cada casilla, lo que nos da un universo de 20,720 personas que el INE debe estar buscando y capacitando acorde a las insaculaciones de todas y todos las y los ciudadanos nacidos en agosto y septiembre , lo cual no debiera preocupar, pero si recordamos el motivo por el cual hemos estado resguardados por más de un año, usando cubre boca, evitando aglomeraciones, guardando la sana distancia, sometidos y acatando las decisiones de las diversas autoridades cuando disponen limitar las actividades económicas y sociales, enfrascados en la pandemia del coronavirus, suena y se debe atender lo que parece ser una tarea difícil a escasos 3 meses y medio de la jornada electoral, donde sudcalifornianas y sudcalifornianos tendremos que decidir entre un deber civil de acudir a participar como funcionario de casilla o cumplir con un deber y responsabilidad de cuidar su salud y proteger el derecho a la vida de su familia y quienes nos rodean.

A 15 domingos de la elección es tiempo propicio para que la autoridad electoral informe de estos trabajos, y sobre todo de las garantías que tendrán las y los ciudadanos que participaran en la jornada electoral, donde en cada casilla se recibirán desde 1 hasta 750 personas, quienes en sus funciones deberán manipular el mismo material electoral, plumones, actas, usaran la misma tinta, credenciales, etcétera. Hasta hoy es poca o nula la información de estos temas por lo que es momento propicio y necesario de poner en practica los principios rectores en materia electoral en lo que hace a la CERTEZA Y MAXIMA PUBLICIDAD, donde se exhiba lo que estará avalado por los órganos y autoridades sanitarias garantizando la salud de todos quienes salgamos a emitir el voto y de quienes organicen y defiendan la elección más grande en la historia de México y por ende el día mas importante en la democracia mexicana, 6 de junio del 2021.

Ánimo !!!