Morena: la unidad frente al 2021/ por Vico Caballero

0
270

Lo que sucede en Baja California Sur dentro de MORENA es un microcosmos de lo que sucede en básicamente todo el país: Lo viejo no termina de morir y lo nuevo no termina de nacer. Hace años, cuando iniciamos la fundación del movimiento, que dio paso a la conformación de un partido político, en los espacios de discusión y análisis de la situación del país, cuando hablábamos de lo que podría suceder si lográramos que Andrés Manuel llegara a la presidencia, intuíamos bastantes escenarios que están sucediendo ahora.

Sabíamos que la izquierda no es dócil ni estática, que los debates se incrementarían en función de que fuéramos tomando espacios de poder. Entendíamos que los grupos amafiados a penas empezaran a sentir los cambios de fondo y el ataque a la corrupción, se iban a echar encima con más guerra sucia y sabotajes de todo tipo. Sabíamos del amplio sector del poder judicial al servicio de la derecha, de los grupos beneficiarios del tráfico de influencia, del lavado de dinero, que harían lo propio en las primeras auditorías y requerimientos de impuestos atrasados (o evadidos). Sabíamos que los grupos delictivos, ligados o no a funcionarios de alto nivel, igual detonarían una escalada de violencia en las primeras detenciones, confiscación de bienes y el congelamiento de cuentas. Lo que definitivamente sí no imaginábamos era la llegada de una pandemia mundial.

El llamado a la unidad es absolutamente lógico y necesario, pues la oposición aunque moralmente derrotada, sabemos que la moral y la ética no es una de sus mayores preocupaciones. Dentro de MORENA sí existe una preocupación y una ocupación al respecto, pues así como hay personajes que no han cumplido con los preceptos morenistas, apegándose a viejas prácticas, hay importantes sectores y esfuerzos por reivindicar día a día los estatutos que devienen de una lucha de muchos años; un amplio sector que está acostumbrado a la organización y concientización de las personas. El esfuerzo de morenistas de todo el estado, por posicionarse y defender el proyecto a través de las Asambleas de Lucha Obradorista, bajo el esquema de colectivo, está siendo un factor de cambio desde adentro, para proyectarlo en la consolidación de la cuarta transformación, planteada y en ejecución desde el gobierno federal.

La unidad es sin duda con el pueblo, con el proyecto, basado en los ideales que la misma sociedad validó con su confianza y sus votos, eso no fue una suerte, fue el esfuerzo y la congruencia del propio movimiento, no ceder a la hipocresía y a la política fácil, la de los cañonazos y los pragmatismos que van minando poco a poco a una organización política es un esfuerzo de toda la militancia. En el respeto a las reglas y a los estatutos, los debates por los destinos de MORENA serán las vías para crecerlo y mejorarlo. La utopía no es un destino, es el camino, la ruta de la esperanza de los pueblos, porque siempre, una sociedad mejor es posible.