El Santo Grial de las alianzas 2021/ Por Vico Caballero

0
207

No es la primera vez que abordo, tanto en la escritura como mis habituales diálogos políticos, el tema de las alianzas de los partidos políticos en México, tanto de las que corresponden al partido más fuerte del país, Morena, así como de la oposición, repleta de dinero… y por lo poco que entiendo, no será tampoco la última vez.

En Morena, los resultados de las alianzas con el PES fueron desastrosos; fueron complejos y extraños con el PT; sorpresivos con la docilidad del Partido Verde, a pesar de no formar parte oficial de la alianza. Desastrosos porque apenas tomó protesta en los congresos y cabildos la gente del PES, y desaparecieron de los distrititos que representaban, desaparecieron los acuerdos y coincidencias con Morena, así como desapareció la certeza de que los puestos obtenidos para su partido fueron gracias a la ola progresista y legítima de Andrés Manuel López Obrador… Complejos y extraños, porque con el PT en el congreso tuvimos y tenemos muchas coincidencias, pero votó en contra de propuestas clave de la 4T, por ejemplo en lo referente a bajar las prerrogativas a los partidos políticos, quitar el fuero al presidente, así como el encono por la posición en la Cámara de Diputados que Noroña reclamaba para sí y para el PT…

Para la izquierda, siempre compleja y convulsa, el reto no es menor al de hace dos años, hoy la alianza del PRI, PAN, PRD y anexos han salido del clóset y han aceptado tácitamente que las coincidencias son económicas, de privilegios y no ideológicas, así como dar por cierto la denuncia que les hacía AMLO cuando fuimos oposición, cosa que negaron por décadas, simulando una supuesta contienda cuando hoy también sabemos que desde Fox, los candidatos que desvirtuaron, usurparon y degradaron la presidencia del país, eran candidatos ya pactados en sus cúpulas. Cavando su propia tumba, esa alianza me resulta incluso cómica, pues me queda claro que en lo individual, dichos partidos pierden mucho aliándose entre sí, porque había gente que les apoyaba y que realmente creía que eran opuestos o siquiera un poco diferentes. Los desfalcos, los vínculos con el crimen organizado, las fortunas injustificadas y las innumerables detenciones a sus personajes más ilustres, son prueba irrefutable de su indolente perversión. La insoportable pobreza que aqueja a millones de mexicanos es el tamaño de la corrupción con la que desgobernaron el país con el criminal disparate llamado neoliberalismo. La historia los sigue juzgando.

La alianza de MORENA con el PT, si bien es histórica, incluso natural en cuanto a sus plataformas políticas, y como decía en párrafos anteriores, ha sido extraña y compleja. De manera muy personal insistimos en la resistencia y la reconsideración de una alianza en BCS, en foros y reuniones, artículos publicados, así como el documento entregado al CEN de MORENA en la CDMX por parte del compañero Héctor Torres, que proponía una consulta a las bases y en respetar los porcentajes en la intención de voto de cada partido, en ese momento no se logró suficiente eco y movilización de las bases para articular una fuerza de organización y estructura que justificara de manera natural no considerar ir coaligados con el PT, además de que cada instituto político cuenta con propuestas competitivas para enfrentar los comicios, juntos o por separado, por lo que habría sido viable, pero no se trabajó o se consolidó dicha fuerza (el análisis propio de los retos a mejorar como organización en morena dan para una entrega próxima). Así, conforme a estatutos del partido y a convocatorias del propio INE, las dirigencias estatales, basados en los acuerdos nacionales, signan el convenio de alianza MORENA-PT el día 23 de Diciembre, como lo establecía el árbitro electoral… las reacciones y dudas de muchos compañeros y compañeras brotaron cuando la decisión estaba tomada. Cada uno de quienes activamente participamos en asuntos políticos, deberemos asumir la responsabilidad de nuestras acciones y omisiones, como diría AMLO, yo respondo por mí y por mis hijo que es menor de edad. El trabajo de lograr la unidad nunca es fácil y habrá de llevar su proceso. No hay mucho tiempo, pero habrá de suceder.

En México la democracia es un precepto en construcción o una tarea aun no concluida, según se le quiera nombrar, pero en esencia, todas las ideas siguen, como el universo, en constante expansión. Debemos agregar a la fórmula de análisis la situación particular de cada país, que a su vez tendrá peculiaridades en sus estados, del mismo modo que tendrá su característica específica en cada municipio, pero dentro de los municipios se encuentran las delegaciones, en donde también podemos encontrar las colonias; incluso la realidad puede cambiar de una calle a otra, hasta llegar a las diferencias surrealistas entre una casa y otra en la misma acera… y tenemos que esforzarnos por comprenderlo desde lo general a lo particular, porque la democracia no se suscribe únicamente al oficio remunerado por hacer política. La sociedad es el gran movimiento que debe trascender a los partidos y a los gobiernos, pues los partidos políticos se asumen por definición como instrumentos democráticos (muchas veces negocios de algunos grupos), para representar los intereses de las mayorías. Así, la base social debe ser quien mueva, vigile y nutra los movimientos políticos, pues en la medida en que la sociedad deja de participar, deja de estar cerca, la política tiende a perder el rumbo.

Desde la izquierda, la lucha no termina nunca, la utopía debe ser entendida como la ruta, no como un destino. Seguir empujando y fortaleciendo la democracia, la justica y el derecho de vivir en paz, no ha sido nunca una tarea fácil o consolidada por unas cuantas personas, sino por la movilización e involucramiento de las masas. La manera que hemos conocido y comprobado es la de la congruencia, la autocrítica y la firme convicción de seguir construyendo y mejorando cada aspecto que no funcione, pues específicamente en Baja California Sur, vivimos en un paraíso donde habita muchísima gente trabajadora y capaz de tomar en sus manos su destino y transformarlo en una sociedad mejor.