Cuesta de enero y ola de contagios golpea al sector restaurantero de BCS

0
145

Históricamente, el inicio de año representa un periodo de baja venta para diversos sectores en Baja California Sur. Este año, se suma la ola de contagios más alta que haya reportado la entidad, dando como resultado una cuesta de enero atípica que ha desplomado las ganancias de la industria restaurantera.

La presidenta de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac), Lorena Hinojosa Olivas, aseguró que el trabajo cayó hasta en un 30% luego de la época de solvencia que representa diciembre para toda la comunidad del estado.

“Son contaditos los restaurantes que pueden decir que mantienen su mismo nivel de trabajo. La gran mayoría a nivel estatal se nos cayó el trabajo, pero es natural. La gente se queda sin liquidez, ya pasaron la bonanza de los aguinaldos, y se junta con esto de los masivos contagios de Covid”, declaró.

Con más de 8 mil 300 contagios y la falta de recursos en muchos hogares, la situación se vuelve aún más frágil económicamente que en otros inicios de año.

Por fortuna, menciona la presidenta, no se registraron cierres de restaurantes durante el 2021. Mientras que 2020 representó un año negro en el que más de 250 empresas se vieron obligadas a retirarse.

“Esto no significa que se vaya a satanizar a nadie, es algo que se está haciendo normal. Como empresarios cuidamos todos los protocolos estrictamente dentro del área laboral, inmediatamente si detectamos que algún compañero pueda tener algún síntoma, inmediatamente retirarlo”, comentó.

La líder recalcó que hay especial cuidado en atender casos de Covid-19 en los establecimientos ya que con la situación no pueden darse el lujo de tener brotes en los restaurantes.