Candidaturas ciudadanas / por Jesús Flores

0
184

*Alianza con la sociedad y fuerzas partidistas.
*Figura electoral de neutralidad política.
*Cambio en la dirigencia sector popular PRI

“El PRI está haciendo lo que el partido en el gobierno no sabe ni le interesa: construir acuerdos y alianzas con la sociedad civil y con otras fuerzas políticas en bien de México”. Alejandro Moreno Cardenas (Pte. CEN PRI)

Gracias a todas y todos; amigas, amigos, y cientos de ciudadanos que a través de mis redes sociales y en llamadas y mensajes personales me reconocieron el haber elaborado un video para enviarles el análisis y mensaje de los temas que me ocupo en investigar, escribir, y dar mi opinión sobre la realidad que hoy nos tiene a la mayoría de los mexicanos en la incertidumbre de lo que vendrá.

En este contexto de llamadas, felicitaciones y reclamaciones lo reiterativo fue; ¿por que sigues en el PRI y qué pasará en el 2021 con el partido?.

Les hice saber, que el cargo como dirigente del sector popular priísta estaba agotado, vencido de tiempo atrás y a espera que el propio Comité Nacional del sector definiera fecha para el relevo, el cual en estos días se debe concretar.

También les dije… y ahora lo comento con ustedes, que el PRI, ha sido lastimado por quienes cual vil mercenarios trafican y negocian con sus siglas, lo ofenden y exhiben privilegiando intereses personales y ambiciones de grupo.

Pero que el PRI también es el constructor de las instituciones de este País, el que dio viabilidad y desarrollo, generó estabilidad y bienestar para todos los mexicanos.

Instituciones que hoy a cada día se ven más en peligro de seguir bajo los nocivos efectos del autoritarismo de un populismo trasnochado de Morena/gobierno buscando y actuando para que el estado desaparezca, y se convierta a través del totalitarismo y el poder de un solo hombre en un escenario dictatorial que acabaría con el presente, pero sobre todo con el futuro de tranquilidad y seguridad para nuestras familias y nuestro patrimonio.

Por ello hoy, las convicciones, la ideología, la pertenencia partidista deben ubicarse en el justo lugar que nuestra responsabilidad social y la realidad nos exige.

Y en esa exigencia quienes están destinados a jugar un papel protagónico son los integrantes de la sociedad civil, para que juntos con las fuerzas partidistas construyamos la figura electoral de neutralidad política donde todos estemos incluidos, y con ello validar su autoridad, abanderar sus causas, generar confianza y competir electoralmente para lograr representación en los cargos electorales y en espacios administrativos.
De ahí la importancia y necesidad indispensable de que la ciudadanía se una a dar la batalla electoral en alianza o en candidatura común como lo sería para nuestro estado con los partidos políticos, superando animadversión para construir verdaderos contrapesos desde el Poder Legislativo Federal, el ejecutivo estatal, el congreso del estado y las 5 alcaldías.

Como integrantes de partido pero sobre todo como ciudadanos debemos lograr figuras políticas que se basen en las coincidencias de acción y programas de los partidos con las fuerzas ciudadanas organizadas, lograr una agenda común entre ciudadanía y partidos políticos que privilegie el interés y las causas de la sociedad por encima de las banderas partidistas.

La fórmula no es complicada, lo primero; ubicar muy bien a quienes con la derrota salen ganando, a quienes privilegian lo personal y de grupo y abandonan a la militancia y simpatizantes y a la ciudadanía en general.

Lo segundo; lograr que los Partidos acepten postular a Militantes y a ciudadanos no militantes, con prestigio, capacidad y valores reconocidos por la propia sociedad;

Y tercero; que los cuadros partidistas con mayor aceptación y reconocimiento social se tuvieran que separar de su calidad de militantes y ubicarse como ciudadanos al servicio del interés y las causas comunes, y ser postulados en el marco de una alianza o candidatura común entre partidos y ciudadanía.

El reto hoy es entender y practicar estos escenarios, donde se deben construir nuevos paradigmas de participación política entre ciudadanía, partidos políticos y democracia.

La realidad lo exige, seamos corresponsables de llevarlo a cabo.

Ánimo !!!