Activistas y ciudadanos protestan contra Punta Norte; “pone en riesgo el agua de todos”, denuncian

0
11

El Frente Ciudadano en Defensa del Agua y la Vida (Freciudav) realizó una manifestación en contra de la aprobación del desarrollo inmobiliario Misión Punta Norte. Activistas y habitantes de La Paz protestan en contra del proyecto que pondría en riesgo la disposición de agua para los habitantes de la capital, así como otras consecuencias ambientales para la ensenada.

Juan Ángel Trasviña, representante del Freciudav, exigió respeto a la ley y los derechos de la población, recordando que ya hay problemas de agua en donde hay colonias en donde llega una vez cada 15 días. Enfatizó que el proyecto hablaba de usar el pozo de La Ardilla, que, recalcó, está contaminado con arsénico.

Asimismo, los activistas cuestionaron el que no haya una manifestación de impacto ambiental ni los permisos correspondientes por parte de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

“Estamos hablando de que la construcción de ese fraccionamiento, de ese desarrollo originaría un consumo superior a los 50-60 litros por segundo. Eso es muchísima agua, es el agua de muchas colonias. Cuando vieron que no la tenían tan fácil, se les ocurrió una desaladora, antes de pensar en eso tienes que hacer un estudio para ver dónde vas a instalarla y ver qué vas a hacer con los desechos porque, definitivamente, hacerlo en un área protegida como nuestra bahía, nuestra Ensenada, no es apta para una desaladora”

“Ustedes saben que una desaladora lo que hace es quitarle todos los minerales al agua de mar, pero luego se desecha altamente concentrada y con otros productos químicos para el proceso. Y eso, cuando es una desaladora pequeña para una casa el impacto es pequeño, pero aquí estamos hablando de una desaladora para una pequeña ciudad”, expuso.

Manifiestan que intervendrán por la vía legal para evitar que la aprobación ilegal que llevó a cabo el Cabildo de La Paz traiga consecuencias negativas para la población.

Exhortaron a no votar ni respaldar a ninguno de las y los regidores y el alcalde, Rubén Muñoz, que votaron a favor de este proyecto sin importarles los problemas de consumo de agua y contaminación por desaladora que representa el desarrollo inmobiliario que busca construir 2 mil 600 casas nuevas.

“Vamos desarrollando de una manera lógica, pensada de manera sustentable. El problema es que la sustentabilidad no les interesa, lo único que les interesa sustentar es su bolsillo, ese es el gran problema de muchos politiqueros”, dijo.

Por último, exhortaron a la población a unirse a la protesta firmando una solicitud para evitar que el proyecto se ejecute.

Primero BCS en Google News